Terminó Proyecto Que Rehabilitó Hábitats Para Fauna Silvestre De El Quimbo

Terminó proyecto que rehabilitó hábitats para fauna silvestre de El Quimbo

Cultivo de plantas en viveros y la instalación de 159 nidos artificiales para la conservación de la cotorra frentirroja y la lora real fueron dos de las estrategias aplicadas para resguardar especies nativas.

AGOSTO 12 DEL 2016. Luego de dos años de investigaciones para ofrecer a la fauna proveniente del vaso del embalse de la hidroeléctrica El Quimbo lugares de refugio, descanso y alimento, finalizó con éxito el Proyecto de Rehabilitación de Hábitats para Fauna Silvestre, el cual fue ejecutado por Emgesa y la Fundación Natura, entre junio de 2014 y junio de 2016.

Este proceso constituye un aporte novedoso desde el aspecto científico y técnico, porque tradicionalmente los procesos de restauración de ecosistemas se han enfocado en recuperar las coberturas vegetales, asumiendo que la fauna recolonizará las áreas de manera natural.

Especialistas como herpetólogos, mastozoólogos, ornitólogos, profesionales y sabedores locales trabajaron para determinar las mejores estrategias a desarrollar en áreas priorizadas dentro de las 11.079 hectáreas que comprenden la zona de compensación ambiental de la hidroeléctrica El Quimbo.

Dentro de las acciones realizadas se llevaron a cabo inventarios de la fauna de aves, mamíferos, anfibios y reptiles, y estudios sobre las condiciones de clima, suelo e hidrología del área.

Así mismo, se hicieron estudios de calidad de hábitat y de conectividad ecológica que permitieron diseñar y determinar la localización de las estrategias de rehabilitación en las áreas priorizadas.

Las estrategias desarrolladas en este proyecto incluyeron el establecimiento de 300 perchas para aves, 150 emparrados para mamíferos y 150 empalizados para reptiles y anfibios.

Se hicieron siembras de más de 6.885 plantas para proveer de alimento a la fauna y se realizó el enriquecimiento de cinco reservorios de agua.

También se logró el fortalecimiento del hábitat de las especies de loros cotorra frentirroja (Psittacara wagleri) y la lora real (Amazona ochrocephala), que utilizan los taludes del río Magdalena para refugiarse.

Este fue uno de los componentes que permitió realizar investigaciones y, además, trasmitir un mensaje de sensibilización frente a la conservación de estas especies y de la fauna en general.

Por ejemplo, comunidades e instituciones del área de influencia conocieron las consecuencias del tráfico ilegal y la importancia la conservación de la fauna para el ecosistema del bosque seco tropical.

Las acciones implementadas estuvieron orientadas a restablecer las condiciones de hábitat reproductivo, refugio y alimentación para estas dos especies. Para esto se construyeron e instalaron 159 nidos artificiales y 61 guaduas en los taludes priorizados.

Además, se sembraron 400 individuos de la palma de cuesco Attalea butyracea y 50 agregados de alimento, para un total de 2.150 plantas que sirven como fuente de sustento y como atracción para los individuos de Psittacara wagleri y de Amazona ochrocephala. Fueron identificadas zonas de alta importancia para la conservación de poblaciones de estas dos especies.

El proyecto de Rehabilitación de Hábitats para Fauna Silvestre es un proyecto piloto a través del cual el departamento del Huila alcanza importantes resultados de investigaciones que permitirán orientar acciones en pro de la fauna silvestre de la región y el país.

Por ello, los resultados de la ejecución del proyecto fueron socializados con autoridades locales y miembros de la comunidad del área de influencia.

Estas socializaciones culminaron con un balance satisfactorio frente a la receptividad de los asistentes, dentro de los cuales estaban autoridades municipales, la Corporaciópn Autónoma Regional del Alto Magdalena (CAM), representantes de las juntas de acción comunal, de instituciones educativas, organismos de socorro, concejales, policía ambiental y promotores ambientales de los municipios de Garzón, El Agrado, Gigante y Paicol.

En total, asistieron 52 actores sociales a las jornadas en las que se presentaron las actividades, avances y resultados que se obtuvieron en el proyecto. Dentro de las socializaciones se hizo especial énfasis en la importancia de apropiarse de este tipo de iniciativas para que puedan fomentar la defensa y el cuidado de la fauna nativa.

En Garzón y Paicol participaron funcionarios de la CAM, con quienes se inició un importante fortalecimiento de relaciones asociado a las acciones de protección y conservación de la fauna silvestre.

De igual manera, a través del ejercicio participativo desarrollado, se pudo evidenciar el interés expresado por los distintos actores para que los monitoreos de las estrategias establecidas se prolonguen en el tiempo.

Aunque el Proyecto de Rehabilitación de Hábitats ha culminado en su primera etapa, Emgesa continuará realizando monitoreos en los próximos años, de manera que se pueda ampliar el conocimiento en torno a la efectividad de las estrategias aplicadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *