En El Quimbo, ya están monitoreando las siembras y otras estrategias para la restauración del bosque seco

QUIMBO PARA SUBIR

Ingenieros forestales, tecnólogos y pasantes están recolectando datos que servirán para evaluar si las estrategias que se han aplicado en la fase piloto para recuperar el ecosistema, han sido efectivas. Luego se replicarán en las 11.079 hectáreas del área de compensación ambiental de la hidroeléctrica.

BOGOTÁ, JUNIO 09 DEL 2017. Luego de año y medio de haber iniciado el protocolo de monitoreo de las estrategias de restauración implementadas en el Plan Piloto de Restauración Ecológica de Bosque Seco Tropical de El Quimbo, un equipo de más 14 personas de los municipios del área de influencia viene realizando la toma de datos en campo de las diferentes estrategias realizadas en las zonas priorizadas, así como la digitalización de los registros para el análisis de la información recolectada.

La toma periódica de datos permite evaluar el desempeño de las especies sembradas, la productividad y la regeneración de las diferentes coberturas del ecosistema, a partir de registros de supervivencia y estado fitosanitario, crecimiento de las especies sembradas, así como de las especies que se establecen de forma natural en el ecosistema.

Esto se conoce como regeneración natural, que se une a un monitoreo visual que incluye un registro fotográfico y de imágenes satelitales.

 La etapa de monitoreo, que además hace parte de la fase de cierre del plan piloto, permite determinar la efectividad ecológica de las estrategias que se han aplicado para recuperar el ecosistema, validar los resultados de diferentes tratamientos de restauración, aplicar ajustes, hacer un uso más eficiente de los recursos y validar resultados obtenidos de diferentes tratamientos de restauración. La idea, posteriormente, es replicar a mayor escala las estrategias más exitosas y en las 11.079 hectáreas del área de compensación ambiental de la hidroeléctrica El Quimbo.

Para este trabajo de monitoreo hay un equipo conformado por ingenieros forestales, tecnólogos en gestión de recursos naturales y control ambiental, pasantes de la Universidad Surcolombiana, aprendices SENA y auxiliares de campo locales, los cuales han recibido entrenamiento para recolectar los datos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *