El inicio del proyecto “fauna y sistemas productivos asociados al embalse de la central hidroeléctrica Sogamoso” contó con el apoyo de Wendy Townsend

Fauna Y Sistemas Productivos Wendy Townsend

Wendy Townsend, bióloga estadounidense, experta en monitoreo y manejo de recursos naturales comunitarios, acompañó el primer taller de monitoreo participativo del Proyecto Fauna y Sistemas Productivos, al que asistieron 25 personas, entre técnicos y productores de las veredas La Estrella, Peña Morada, Santa Helena, Corintios, Sogamoso y Cabaña.

SAN VICENTE DE CHUCURÍ, 29 DE AGOSTO DE 2017. Fundación Natura e Isagén suscribieron un convenio, con el que se pretende evaluar las afectaciones para proponer estrategias de reducción de ataques de fauna en los cultivos de las fincas en cercanía con el Embalse de la Central Hidroeléctrica Sogamoso.

Fausto Sáenz Jiménez, quien es el jefe del proyecto, afirma que “El proyecto Fauna y Sistemas Productivos Asociados al Sistema del Embalse de la Central Hidroeléctrica Sogamoso, nació a raíz de las quejas de los productores por los ataques de la fauna a los sistemas productivos, principalmente a cuatro cultivos que son: cacao, aguacate, cítricos y maíz.”

Es por ello, que el proyecto busca vincular a los productores en el proceso de monitoreo, generando una investigación participativa; inicialmente se realizaron visitas a las fincas de las personas que presentaron las quejas para conocerlos y escuchar las inquietudes, luego se realizaron recorridos por las parcelas afectadas, con el fin de profundizar en las percepciones de los productores acerca las especies de fauna y su impacto en los cultivos.

Hasta el momento el equipo de trabajo, conformado por tres biólogos y un agrónomo, ha podido identificar mediante las percepciones de los productores dos grupos de fauna: aves y mamíferos, que afectan principalmente el cultivo del cacao.

“El cultivo de cacao es nuestro principal objetivo de evaluación en este proceso, porque es el que predomina en la región y el que genera mayor flujo de ingresos”, asegura Javier Sánchez, agrónomo del proyecto.

De igual manera, se espera que el proyecto cuente con la participación activa de la comunidad, por tal motivo se realizaron dos talleres de monitoreo participativo, que contaron con la presencia de Wendy Townsend quien es experta en el tema.

La finalidad del primer taller, realizado el pasado 18 de agosto de 2017, fue capacitar a los técnicos sobre la Investigación Acción Participativa (IAP), ya que como lo afirma Townsend, la IAP es una herramienta para empoderar a las comunidades, permitiendo a los técnicos brindar una mayor orientación sobre herramientas y metodologías de trabajo.

En el segundo taller, desarrollado el 19 de agosto de 2017, se realizó un acercamiento con los productores, en el que se escucharon sus inquietudes y expectativas, partiendo de esto Townsend sugerirá alternativas y metodologías de trabajo que considere adecuadas para el proyecto.

“Los productores quieren colaborar, pero necesitan un apoyo para saber cómo pueden aportar en la estimación de daños que pueda causar la fauna a sus cultivos” asegura Néstor Peralta, biólogo del proyecto, de esta manera se busca mitigar las percepciones sobre el tipo de fauna y los cultivos afectados para reemplazarlas por datos tangibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *