Convenio con ICA aumentará precisión de investigaciones en proyecto que hace monitoreo agronómico y climático en Santander

KELLY PARA SUBIR A LA WEB

Tras este acuerdo, Fundación Natura y la comunidad rural que habita la zona de influencia del embalse Topocoro podrán conocer mejores pruebas de laboratorio de las diferentes enfermedades encontradas en cultivos de cacao, café y tabaco, y de las que aún no se tengan respuesta.

San Vicente de Chucurí, junio 22 del 2017. Para ratificar los hallazgos que puedan surgir en el estudio de las patologías o enfermedades en cultivos de las zonas rurales de los municipios de Zapatoca, Betulia, San Vicente de Chucurí y Girón (Santander), el proyecto de Monitoreo Climático, que lideran Fundación Natura e Isagén, firmó un nuevo convenio con el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) para extender esos estudios y, además, aumentar su precisión.

Así lo afirmo Andrés Rueda, jefe de esta iniciativa que busca establecer si la presencia del embalse Topocoro ha tenido alguna injerencia en la agricultura y el clima regional.

“Para nosotros se hace prudente tener el acompañamiento del ICA, ellos son la autoridad nacional sanitaria y por medio de la Dirección Técnica de Análisis y Diagnóstico Agrícola podemos ir a los predios de los productores y tomar las muestras que se requieran para su análisis en laboratorio”, explicó Rueda. Con esto, se podrá determinar si hay alguna enfermedad, esclarecer las causas de su aparición y saber si alguna de ellas tiene relación con el embalse.

El acuerdo favorecerá la realización de estudios, el intercambio de conocimiento a nivel científico y técnico y la promoción de la investigación con la finalidad de atender las inquietudes que presenten los campesinos en cuanto al embalse y su posible influencia en el comportamiento del microclima y los cultivos de la región.

También se impulsarán actuaciones para integrar a la comunidad y a los científicos en el diseño de una estrategia integral desde la que se pueda afianzar la veracidad de los resultados y del trabajo realizado en la zona desde el punto de vista fitopatológico y entomológico.

El ICA, desde su dirección de Análisis y Diagnóstico Agrícola, realiza análisis que permiten tomar acciones contra plagas, mejorar la producción y productividad agrícola del país y contribuir con la seguridad alimentaria.

Hoy, tiene una red de laboratorios de diagnóstico fitosanitario integrada por un Laboratorio Nacional ubicado en su sede de Tibaitatá, en Mosquera (Cundinamarca), y diez laboratorios regionales situados en Antioquia, Atlántico Córdoba, Valle del Cauca, Caldas, Meta, Nariño, Norte de Santander, Santander y Tolima. En todos se ofrecen servicios entomológicos (insectos) y fitopatológicos (enfermedades).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *