Río Magdalena, un compromiso país

Magdalena Rio De Grandes Oportunidades (2)

“La cuenca del Magdalena representa un área de vital importancia ambiental y socioeconómica para Colombia”, resaltó Elsa María Escobar, Directora Ejecutiva de la Fundación Natura, en la apertura del Foro “Magdalena, río de grandes oportunidades” que se llevó a cabo el pasado 7 de noviembre en el auditorio del hotel JW Marriot de la calle 73.

Al evento asistieron más de 300 personas entre académicos, científicos, empresarios, líderes sociales, miembros de organizaciones y del gobierno, que están interesados en conocer el destino de la cuenca más importante del país, pero sobretodo en vincularse a este proceso que inició la Fundación Natura, con el proyecto para el “Manejo Sostenible y Conservación de la Biodiversidad Acuática en la cuenca Magdalena-Cauca”, financiado por el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF), implementado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Este proyecto que busca contribuir a la conservación y uso sostenible de ecosistemas dulceacuícolas y la biodiversidad de la cuenca, mediante la protección de hábitats prioritarios, la mejora de la salud ambiental y el fortalecimiento de la gobernanza y las capacidades locales, fue la excusa para escuchar diferentes posiciones sobre el tema y así construir de manera colectiva oportunidades de larga duración para que el Magdalena vuelva a ser foco del desarrollo del país.

Este encuentro apoyado por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible (MADS), Fondo Adaptación, el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (IDEAM) y la Corporación Autónoma Regional del Río Grande de la Magdalena (Cormagdalena), contó con dos conferencias magistrales, la primera titulada “La gestión de cuencas desde una visión ecohidrológica: lecciones aprendidas”, por parte del profesor Marcelo Gaviño, Coordinador Programa Regional de Ecohidrología para América Latina y el Caribe – UNESCO/PHI, quien destacó el reto que tiene Colombia de “crear estrategias en donde se incluyan las dimensiones: social, económica, institucional y política”, pues trabajar de manera coordinada es imperativo en la realidad por la que atraviesa el país.

Acto seguido se llevó a cabo el panel “Magdalena, un río de oportunidades desde la política pública”, en donde participaron Omar Franco, Director del IDEAM; Diana Vargas, CORMAGDALENA; Juan Pablo Parra, Asesor de Gerencia de Fondo Adaptación; y Jairton Diez Díaz, Director Técnico de la Direccion de Gestión Integral de Recurso Hídrico – DGIRH – MADS, moderado por Escobar.

En este espacio se discutió sobre el papel de las entidades en el desarrollo económico sostenible de esta región. Omar Franco expresó que “es importante agregar valor a los procesos. Tener una continuidad sin importar los responsables”, pero además Juan Pablo Parra reiteró la importancia de prestar especial atención a lo que sucede en el Magdalena, pues “Lo que suceda en la cuenca va a impactar no solo ahora si no también en las generaciones por venir”.

En el segundo panel “Uso, manejo y conservación del río Magdalena para la reconciliación.”, moderado por Cecilia Rodríguez, ex-Ministra de Ambiente, participaron con sus ponencias: César Rey, Director Técnico de la Dirección de Bosques Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos – DBBSE – MADS, Juan Carlos Alonso, Coordinador General Proyecto, Hernando García, Subdirector Científico Instituto Humboldt, Nelson Obregón, Director del Instituto Geofísico de la Universidad Javeriana – Facultad de Ingeniería y Tomas Walschburger, Asesor Senior de Ciencia de The Nature Conservancy (TNC).

Allí se habló sobre algunas propuestas para desarrollar una adecuada ruta de trabajo hacía el beneficio del río. Por un lado, César Rey señaló que “es vital detectar cómo vinculamos el ecosistema natural al ordenamiento territorial para aprovechar sus servicios”, y Hernando García complementó diciendo que “es importante poder consolidar un programa de monitoreo a múltiples escalas: política, ciencia y sociedad”, pero también “hay que ampliar las oportunidades, que es a lo que le apunta la Fundación Natura con este proyecto”, destacó Obregón.

Tomas Walschburger fue contundente con su propuesta, pues señaló que “estamos en el umbral del colapso” y eso debe ser más que suficiente para tomar decisiones oportunas frente a la problemática que aqueja al Magdalena.

La jornada se cerró con la conferencia magistral titulada: “El derecho del Río Magdalena y su belleza”, por Gustavo Wilches Chaux, quien fue insistente en destacar la importancia que tiene este río no solo para los que viven a sus orillas si no para ciudades como Bogotá y otros lugares de Colombia; por eso instó a que “Adquiramos una conciencia viva de que formamos parte del Magdalena. Los ríos no son objetos, son seres vivos, actores del territorio” y ya que la “la riqueza hídrica está peor repartida que la riqueza económica”, lo primero que debemos hacer es decidir de la manera más adecuada sobre quién va a tener el timón del país en los próximos años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *