Resultados Positivos Deja Convenio De Adaptación Al Cambio Climático En Norte De Casanare

Resultados positivos deja convenio de adaptación al cambio climático en norte de Casanare

• Este proyecto se desarrolló con productores de los municipios de Paz de Ariporo, Pore y Hato Corozal.
• Se firmaron 40 acuerdos de conservación-producción.
• Los resultados obtenidos son insumos para la región, en el marco de la implementación del Plan Regional Integral de Cambio Climático-PRICCO.

Durante tres años, Ecopetrol, las fundaciones Natura y Horizonte Verde, con el apoyo del Grupo Ecológico Mastranto, desarrollaron el proyecto de estrategias de adaptación al cambio climático con productores en las cuencas de los ríos Guachiría y Ariporo, el cual finaliza hoy con resultados positivos en los municipios de Paz de Ariporo, Pore y Hato Corozal, en el departamento de Casanare.

Dentro de los principales resultados se destacan:

La firma de 40 acuerdos de conservación – producción a 5 años, los cuales suman más de 18 mil hectáreas de tierra donde los productores se comprometieron al desarrollo de su actividad, de una manera sostenible con los recursos: agua, suelo y biodiversidad.

Más de 15 estrategias de adaptación al cambio climático, implementadas y evaluadas, con la participación de los productores. Entre ellas se destacan:

• La protección y aislamiento de 31 nacimientos de agua en piedemonte.
• Acciones de restauración ecológica en más de 131 hectáreas.
• Un acueducto veredal aislado y en proceso de restauración, lo cual beneficia a más de 150 familias, es decir más de 500 personas.
• Fortalecimiento del sistema productivo a través de Bancos Mixtos de Forraje, los cuales a través de su ensilaje contribuyen al aporte nutricional del ganado en épocas de verano, mostrando además un aumento de 2 litros de leche por vaca por día; además han permitido la generación de excedentes económicos de hasta
$4 millones por la venta de semillas.
• Ahorro en la compra de verduras de hasta $3,5 millones al año por el establecimiento de huertas caseras diversificadas, generando además un beneficio en la seguridad alimentaria de las familias.
• Beneficios en la salud de mujeres y niños con la construcción de estufas eficientes, que además contribuyen a disminuir el consumo de leña en 1 tonelada por familia por año.

Este proyecto también contribuyó a la generación de información técnica con análisis climáticos regionales y locales, levantamiento de información de suelos en piedemonte y sabana y al análisis de vulnerabilidad al cambio climático de productores ganaderos. Estos resultados son insumos para la región, en la implementación del Plan Regional Integral de Cambio Climático – PRICCO.

A través del proyecto se generaron espacios de debate e intercambio de experiencias en torno a temas relevantes en la región como el recurso hídrico, restauración ecológica, manejo sostenible de los suelos, mercados de carbono, estrategias complementarias de conservación, con la participación de expertos nacionales y regionales.

Como estrategia de continuidad y escalamiento, el proyecto busca apalancar nuevas acciones a través de las compensaciones ambientales, en donde las empresas obligadas a generar acciones compensatorias puedan contribuir a la conservación y restauración de los ecosistemas del Casanare, y también a generar un mejoramiento en las condiciones de vida y el bienestar de las comunidades rurales del departamento.

El proyecto comenzó en enero de 2015 y tuvo una inversión de $2.782 millones de los cuales Ecopetrol aportó $1.804 millones y los recursos restantes aportados por las organizaciones aliadas y los beneficiarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *