Reserva Biológica Encenillo: El Legado Natural De Hendrik Hoeck

Reserva Biológica Encenillo: el legado natural de Hendrik Hoeck

Fundación Natura lamenta mucho el fallecimiento de Hendrik Hoeck, biólogo de nacionalidad suiza, con ascendencia alemana, que nació en Bogotá. Gracias a él existe la Reserva Biológica Encenillo-Hermman y Dorothea Hoeck.

Para hablar de Hendrick es necesario contar la historia de la Reserva Biológica Encenillo, pues fue en esos terrenos donde empezó su amor por la naturaleza y especialmente por los bosques de encenillo, en donde vivió los mejores momentos de su infancia.

Él y su hermana Marianne, decidieron romper con la tradición productora de su familia y decidieron que las 200 hectáreas que les pertenecían por herencia y que antes habían estado dedicadas a la explotación de roca caliza, ahora se convertirían en una reserva para proteger los últimos relictos de bosque altoandino, mejor conservados de la región.

Ubicada en el municipio de Guasca (Cundinamarca), la Reserva Biológica Encenillo es el legado natural que los hermanos Hoeck le dejan al país, pues al donar los predios a la Fundación Natura, hicieron un trato a de largo aliento: restaurar y conservar este bosque a perpetuidad.

Fue precisamente este amor por el ecosistema que lo vio que crecer, que decidió dedicarse a la biológica y en ese camino estudió a los damanes entre 1970 y 2003, en la reserva del Serengeti, fue director de la Estación Darwin en las Islas Galápagos entre 1978 y 1980, miembro activo de la Fundación Humedales y siempre estuvo en constante comunicación con la Fundación Natura.

En 2004 mencionó: “Tengo mi corazón dividido en tres continentes”, Europa, África y América, lo que demostró con acciones mientras vivía.

Por eso hoy le rendimos un homenaje, porque, aunque se haya ido el hombre, la idea permanecerá por siempre y con ella, la pasión por restaurar y conservar los ecosistemas, herencia que queda en nosotros, como la mejor manera de honrar su nombre.

Lo recordaremos como el hombre generoso y apasionado con y por la naturaleza. Paz en su tumba.

“Enrique, que tú viaje sea como lo mereces, rodeado de aves, ranas, tobos y encenillos q tanto amabas, nos dejas la Reserva Encenillo para siempre, en donde estarás presente, nos encargaremos de cuidarla”, Clara Solano, Directora Ejecutiva de Fundación Natura

“Ojalá se multiplicaran personas generosas como Enrique compartiendo su compromiso con la conservación, pensando en el bienestar de la sociedad y confianza en Fundación Natura. ¡Paz en su tumba!” Margarita Pacheco, Presidenta de la Junta Directiva de Fundación Natura.

“Gran tristeza por la partida de nuestro querido amigo Enrique Hoeck. Su amistad y generosidad serán el gran recuerdo que nos dejas y la naturaleza en la Reserva Biológica Encenillo, tu gran legado”, Germán Andrade.

“Se fue nuestro querido amigo Enrique Hoeck, gracias a él se conservan unos maravillosos bosques de encenillo en la Reserva Biológica Encenillo de Fundación Natura. Generoso, amigo increíble, científico, amante de la naturaleza, una persona única, que gran pérdida, qué tristeza”, Elsa Matilde Escobar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *