Estudiantes de instituciones educativas se graduaron en monitoreo climático participativo

Estudiantes De Instituciones Educativas Se Graduaron En Monitoreo Climatico Participativo

La Fundación Natura, ISAGEN y la Corporación para la Investigación y el Desarrollo de la Democracia (CIDEMOS), desarrollaron, durante el segundo semestre del año, cuatro talleres de monitoreo climático participativo, en los que se capacitó a varios estudiantes sobre aspectos agrometeorológicos, en el municipio de San Vicente de Chucurí, departamento Santander.

Los estudiantes de noveno y décimo grado de los colegios El Ramo, El Rubí, La Plazuela y Palmira, recibieron el diploma por la participación y aprobación de los talleres de monitoreo climático participativo, en los que aprendieron aspectos sobre la medición del clima.

El objetivo principal de estos talleres, bajo el Programa de Educación Ambiental de la Central Hidroeléctrica Sogamoso, es brindar herramientas meteorológicas que beneficien los cultivos de la zona.

De esta manera, los estudiantes que participaron en los talleres, adquirieron conocimientos relacionados con el comportamiento del clima, instrumentos para medirlo, así como la manera de interpretar la información recolectada. Adicionalmente, se trabajaron conceptos relacionados con el cambio climático y los fenómenos de variabilidad climática.

Durante el proceso de aprendizaje, los estudiantes se comprometieron a repasar de manera autónoma en sus tiempos libres, también demostraron responsabilidad realizando actividades y tareas extracurriculares, con el fin de reforzar los conocimientos.

Como reconocimiento a su esfuerzo, se llevó a cabo la ceremonia de graduación en San Vicente de Chucur; donde, como símbolo de la sabiduría adquirida, se realizó un “ritual” con mándalas y unas velas, “queríamos realizar algo diferente para la entrega de los diplomas, simbolizamos el sol como aprendizaje meteorológico y unas velas en el centro como los conocimientos adquiridos” afirmó Sandra Reyes, profesional social de CIDEMOS.

Así culminó el proceso teórico, ahora se espera que en el 2018 se instalen microestaciones en las instalaciones educativas, dotadas por un termohigrómetro y pluviómetro, para iniciar un monitoreo climático participativo con las instituciones educativas de la zona de influencia del embalse Topocoro.

Fabián Rangel, investigador de campo de la Fundación Natura, aseguró que “se seguirá realizando un seguimiento del proceso, brindando un acompañamiento constante, para la solución de dudas e inquietudes pertinentes al manejo de los equipos y al análisis de la información”. De este modo, se pretende que los estudiantes se sigan preparando y compartan los conocimientos con sus familias, para que en un futuro estén en condiciones de tomar decisiones que beneficien a sus propios cultivos y al desarrollo de su región.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *