Educación Climática Para Reforzar Los Conocimientos De Los Productores

Educación climática para reforzar los conocimientos de los productores

El proyecto de Monitoreo Microclimático en el Área de Influencia de la Central Hidroeléctrica Sogamoso, cuenta con tres líneas de trabajo: 1. monitoreo meteorológico que se realiza a través de una red de 7 estaciones satelitales automatizadas; 2. monitoreo agronómico que evalúa el comportamiento productivo, fitopatológico y fenológico de los sistemas productivos más relevantes en la zona, para lo que se tienen 26 parcelas (21 de cacao, 3 de café y 2 de tabaco); y, por último, la estrategia de Monitoreo Climático Participativo (MCP), que se creó como respuesta a las peticiones de los pobladores, quienes querían conocer más a fondo el comportamiento del clima de la zona, por lo que se vincularon en el proceso de registro de información meteorológica, desde el principio.

La estrategia MCP cuenta con logros significativos, es pionera en la región y ha tenido un crecimiento representativo, desde el enfoque de Ciencia Ciudadana, en el manejo y conocimiento de las temáticas asociadas al clima. Actualmente, el MCP cuenta con más de 100 familias monitoras, encargadas de tomar los registros diarios de los valores máximos y mínimos de la temperatura y la humedad relativa, así como el acumulado diario, mensual y número de días con precipitaciones.

Los monitores deben escalar por tres fases, que de manera progresiva van desarrollando de acuerdo con los avances individuales, de la apropiación de los conceptos agroclimáticos y la manera como aplican la información recolectada dentro de las labores de manejo en sus fincas. En la primera fase, los productores aprenden a manejar los equipos y a realizar el registro diario de la información. En la segunda, se familiarizan con conceptos sobre la meteorología y su relación en el espacio y el tiempo. Finalmente, en la fase tres, aprenden a utilizar la información para planear las labores dentro de sus sistemas productivos.

En el 2019, se realizó una investigación evaluativa del impacto de la estrategia de monitoreo climático participativo. Los resultados se convirtieron en el principal insumo para la formulación del plan de fortalecimiento de la estrategia MCP 2020, donde se fortalece la enseñanza-aprendizaje, mediante la implementación de tres módulos temáticos para las fases 1 y 2: “Inducción al monitoreo climático participativo desde el enfoque de ciencia ciudadana; influencia de variables climáticas en los sistemas productivos y plan de complementariedad”. En el caso de fase 3 los módulos temáticos son: “Refuerzo de conceptos; programación labores culturales y estrategias de adaptación en escenarios de cambio climático”.

Tanto el equipo socio-comunicacional como el equipo técnico de campo, han sido los encargados de desarrollar cada módulo con las familias que participan en el proceso. El diseño temático se formuló a partir de conceptos generales, seguido de las particularidades de los datos de cada monitor, para concluir en la construcción de estrategias de adaptación en escenarios de cambio climático, desde la comunidad y para la comunidad.

Actualmente, se está finalizando el primer módulo temático con todos los monitores vinculados, lo que ha logrado una mayor participación en el proceso, así como un fortalecimiento en la alfabetización científica y la apropiación de conceptos por parte de los participantes de la estrategia.

Esta información hace parte del “Programa para atender la percepción de la comunidad acerca de posibles cambios microclimáticos ocasionados por el embalse Topocoro” y el Proyecto de Monitoreo Microclimático en el área de influencia de la Central Hidroeléctrica Sogamoso, desarrollado mediante el convenio 47-681 entre ISAGEN y Fundación Natura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *