En 2016, Medio Centenar De Personas Apoyaron Reproducción De Tortugas Marinas Con Fundación Natura

En 2016, medio centenar de personas apoyaron reproducción de tortugas marinas con Fundación Natura

Lo hicieron vinculándose a la campaña ‘Adopta una Tortuga’, que apoya el trabajo del grupo comunitario ‘Caguama’, que monitorea nidos, recupera huevos, vigila su desarrollo y lleva tortugas recién nacidas al mar en el corregimiento El Valle, de Bahía Solano (Chocó).

BOGOTÁ, MAYO 23 DEL 2017. Todas las especies de tortugas marinas están en peligro crítico de extinción. No hay excepciones. Desde la gigante laúd, hasta aquellas más pequeñas como la carey.  La disminución de sus poblaciones se ha producido, entre otras razones, por culpa del hombre, que ha impulsado la contaminación del mar.

Muchas, por ejemplo, mueren al comer bolsas plásticas, que consumen al confundirlas con medusas.

Miles fallecen entre redes de pesca. Otras ni siquiera nacen, porque los huevos que podrían desarrollarse en las playas son robados para ser consumidos o comercializados ilegalmente.

Para mitigar de alguna manera esta situación y buscar que la ciudadanía pueda hacer parte de la solución, Fundación Natura ha impulsado la campaña ‘Adopta una Tortuga’.

Esta iniciativa recibe donaciones de personas del común o empresas para apoyar a un grupo de hombres y mujeres que se encargan de monitorear el desove que estos reptiles marinos logran hacer en las playas La Cuevita y El Almejal, en el corregimiento de El Valle, en Bahía Solano (Chocó).

Ellos están reunidos en el grupo ‘Caguama’ y se encargan de llevar los huevos en riesgo, y que no podrían reproducirse naturalmente en la playa, a un tortugario situado en la estación Septiembre, de Fundación Natura.

Allí los monitorean y luego de su nacimiento, tras dos meses de desarrollo, liberan las tortugas bebés en el mar.

Sólo el año pasado, el grupo Caguama rescató 9.181 huevos en tres sectores diferentes de ambas playas (ver infografía), que se extienden a lo largo de 8 kilómetros aproximadamente. De ellos nacieron 8.295 tortuguitos, que fueron llevados al océano. La mayoría correspondieron a tortugas golfinas o conocidas en la región como caguamas (Lepidochelys olivacea). 

Un total de 57 personas, quienes pagaron 35 mil pesos por donación, se involucraron con la campaña en 2016 y apadrinaron uno de los reptiles que nacieron en este sector de Bahía Solano, vecino al parque nacional Utría.

Conoce más información sobre la adopción simbólica en el siguiente link: Campaña Adopta una Tortuga  Y conoce la estación Septiembre, donde se desarrolla esta iniciativaEstación Septiembre

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *